Esta semana vamos a conocer algunas cosas más sobre Harper Cox, de 24 años (¡aunque le gusta mentir y decir que tiene 22!), y originaria de Lancaster, Pennsylvania, pero residente en Rhode Island: “y es mucho mejor así”, afirma. Piensa que lo mejor de sí misma es su sexualidad desenfrenada, y se describiría como alguien diferente, aunque lo celebra. Confiesa que le resulta difícil contener su entusiasmo y que es un poco maníaca en diferentes aspectos:

“Por ejemplo, canto canciones de Taylor Swift a voz en grito hasta perder el sentido, solo para girarme y dejar que un grupo de tíos se corran sobre mi cara. Me invento canciones en los pasillos del centro comercial, salto en los charcos que deja la lluvia y lloro con los anuncios. Organizo fiestas “gangbang” tan a menudo como puedo y visito cabinas porno cuando no. Actúo como una fan loca con mi Dom todos los días y siempre bebo demasiado vino. Chillo y bailo de felicidad cuando me dejan comprar tartaletas dulces en la tienda, y también cuando mi Dom me lleva al baño para una escena acuática”.

IMG_6096-1

Y estos son solo algunos de los ejemplos de su ecléctica personalidad. También reconoce que tiene una fuerte adicción a los selfies y al rimming. Le encanta ser el centro de atención pero una vez lo es le entra la timidez. Cuanto más sucia o sórdida es la escena, más feliz es: “Cuanto más brillo y color recubra un objeto, más lo valoro”. No nos sorprende comprobar que el sueño más raro que ha tenido nunca tenía que ver con una lluvia de purpurina que “fue bastante guay”.

Actualmente Harper trabaja como escort y modelo de fetiches, pero espera construir una página web e introducirse en el mundo del porno de forma más profesional este año. ¡Trabaja todo el tiempo! Siempre está hablando con sus fans, construyendo su marca o comunicándose con su equipo. Y cuando no, organiza fiestas de sexo, se reúne con clientes o asiste a sesiones de fotos. Desde luego, ¡una vida muy ocupada! De hecho, es increíble pensar que ella nunca había visto el porno como su posible carrera profesional, pero el año pasado empezó a hacer trabajos de sexo y fetiches y a colgar fotos pornográficas de sí misma en Fetlife y su cuenta “explotó”. Harper cree que esta atención y demanda por su contenido son algo embriagadoras de una forma en la que nunca había sentido, y simplemente quiere disfrutar de esa sensación el máximo tiempo posible.

IMG_5131

Nuestra chica se siente atraída por esta industria por el empoderamiento que genera. Sin duda, hace toda una declaración acerca de las artistas del porno: “Hay mucho que decir de las mujeres que se exponen públicamente como seres sexuales y que sin embargo piden respeto y pueden mantenerse enteras en una conversación inteligente”. Le encanta la idea de llegar a ser alguien así y explica que tener que defenderse a sí misma y su estilo de vida le ha dado un tipo diferente de confianza y liberación. Lo primero que hizo en esta industria fue organizar fiestas sexuales para hombres de su zona, hasta que se hicieron cada vez más grandes. En la actualidad viaja por todo el país ofreciéndolas: “¡Es fantástico y mágico, y totalmente salvaje!”. También os gustará saber que el juguete sexual favorito de Harper es ¡un pene real corriéndose!

Harper Cox admira mucho a Bailey Jay “porque tiene esta vibra totalmente radical de ‘no me jodas’, pero a la vez un sentido del humor genial. Ella me recuerda no tomarme las cosas tan en serio todo el tiempo, me gusta cómo disfruta de la vida incluso mientras cambia el mundo”. Nuestra chica también piensa que Stoya debería ser la “santa patrona de nosotras las guarras” y que es fantástica a todos los niveles. Pero su pornstar favorita es Annette Shwartz porque es “¡sucia y descarada y es increíble!”

Cuando le preguntamos por qué escogió PiggyBankGirls confiesa que su marido encontró nuestra web y que ella se enamoró de nosotros de inmediato: “Me encanta que haya un lugar en internet que celebre y anime a las mujeres a su liberación sexual y que también les dé un espacio para presumir mientras encuentran la ayuda y el apoyo que necesitan”. ¡La admiración es mutua, Harper!

Aunque opina que nunca ha hecho nada demasiado raro frente a una cámara, admite que cuando ve sus vídeos siempre se siente rara porque se ve muy inoportuna y ridícula, incluso durante una escena sexual: “Nunca puedo compartimentar las facetas de mi personalidad y mi yo normal sale a flote incluso cuando intento ser una estrella del porno. Por ejemplo, creo que hay un vídeo mío haciendo un bukkake en algún lugar y entonces paro de chupar la polla de un tío para cantar el estribillo de una canción de Taylor Swift que estaba sonando, y cuando lo vi estaba horrorizada, no sé por qué lo hago”. Bueno, en definitiva la originalidad es su marca personal.

IMG_5550

Su mayor fantasía incluiría “flashes de paparazzis por todas partes. Jajaja, es broma”. De hecho sería una enorme escena bukkake en la que estaría atada en medio de una gran habitación con cien hombres que se correrían sobre ella. También le encantaría formar parte de una orgía a gran escala, con gente de todos los géneros y orientaciones sexuales, y con todo el mundo rindiéndose a las sensaciones físicas y a las vibraciones hedonistas: “Sin preocupaciones acerca de los juicios o restricciones sociales, solo puro placer. Me encantaría que todo el mundo fuera así”. Por eso lo que más odia es el prejuicio inculto y la ignorancia.

El lugar más bonito en el que ha estado nunca fue un hotel muy sofisticado en Las Vegas donde celebró una fiesta una vez. El hotel tenía dos pisos y le encantó que hubiera un televisor dentro del espejo del baño. Si pudiera ir a cualquier lugar del mundo sería la sala de estar de Taylor Swift, preferiblemente con ella allí y una taza de té. ¡Un lugar muy curioso para estar! Harper también odia los climas fríos hasta el punto de enfadarse, así que otra opción sería ir con sus amigos a Bora Bora o a algún lugar donde pudiera alojarse en casas encima del agua y hacer esquí acuático para desplazarse. Su marido y sus amigos lo son todo para ella así que le encanta pasar tiempo con ellos —preferiblemente tomando mimosas— porque odia estar sola. También le encanta escribir: “Si tuviera algo de disciplina personal ya habría escrito un libro a estas alturas”. También disfruta viendo buenas películas acurrucada junto a su marido.

Su comida favorita son las patatas fritas pero también adora los pretzels, la pizza, la pasta y cualquier tipo de hidrato. Su música favorita es… A ver si lo adivináis… ¡Por supuesto, la de Taylor Swift! Y además “de una manera enfermiza”, pero también le encanta cualquier cosa con buenas letras, que le digan algo. No es sorprendente que si pudiera pasar un día en la vida de cualquier persona en el mundo escogería a Gigi Hadid porque así podría tener las piernas muy largas y, sobre todo, ser la mejor amiga de Taylor.

Harper Cox adora a sus fans porque dice que “son los putos amos, son divertidos y son muy atentos. También, me quieren genuinamente por quien soy, y es una sensación muy liberadora”. Es muy abierta y vulnerable con ellos y nunca les oculta nada pero cuando le pedimos que compartiera un secreto con ellos confesó que antes era una bully: “¡Cuando estaba en la escuela era una niña muy cruel! Creo que por eso ahora me parece tan importante ser amable con las personas y rodearme de gente maja, no me gusta recodar la persona que fui”. Creemos que podría haber ayudado algo el haber dado este consejo a su yo más joven: “¡Tu vida va a ser mucho mejor! ¡De verdad! Solo tienes que llegar a ese punto”. También será todavía mejor en el futuro, ya que sus planes incluyen hacerse lo bastante famosa como para que un canal de noticias tome su historia, haga una serie y ella se convierta en “la próxima Kardashian”, dice riendo.

Bromas aparte, también tiene sueños realistas ya que quiere que su web tenga éxito, que sus fans estén orgullosos y ganar unos cuantos premios AVN (Adult Video News). Pero más que nada, quiere seguir animando a sus fans para que “acepten quiénes son y celebren sus gustos u orientación sexual o sus cuerpos o lo que sea que les haga ‘diferentes’ de cara a la sociedad”. También piensa que sería genial si finalmente pudiera escribir ese libro. ¡Desde PiggyBankGirls te deseamos muchísima suerte en todos tus proyectos, Harper!

IMG_5961

Pin It on Pinterest

Share This